24 junio 2019

Nuestro viaje a Almagro

 No hace mucho tiempo, algunos alumnos de 1ºBachillerato fuimos de viaje a unos lugares de la Mancha, de cuyos nombres no queremos acordarnos, sin embargo de lo que sí nos acordaremos es de la gran experiencia que tuvimos y de lo mucho que aprendimos.

Ahora vamos a compartir con vosotros estos recuerdos. 

El día que fuimos a Villanueva de los Infantes, tras ver el centro cultural y una antigua alhóndiga, entramos a la Casa Del Caballero Del Verde Gabán, donde pasó sus últimos días Quevedo, importante escritor del Siglo de Oro hasta su muerte.

Entre otras cualidades del escritor hablamos sobre su cojera, miopía a la cual se deben sus anteojos, su pasión por la lectura o su habilidad con la espada.
También cabe destacar su enemistad con el poeta cordobés  Luis de Góngora, teniendo muchos poemas en los que se atacan mutuamente. Además de su pasión por la lectura destacaba su pasión por la caza, bebidas, tabaco y prostíbulos.

En la la Casa Del Caballero Del Verde Gabán vimos la celda de Quevedo, y nos contaron que lo más seguro es que él hubiese dormido en esa habitación pero que los muebles puede que no estuvieran como los vimos.

También nos hablaron de la correspondencia que mantenía Quevedo con sus amigos y familiares durante los últimos momentos de su vida y de sus últimas obras.

Tras fallecer, sus restos no sólo fueron profanados por un ladrón que quería robar sus espuelas de oro, sino que también fueron trasladados constantemente por Villanueva de los Infantes, por lo que se desconoce dónde está enterrado.

Quevedo era una persona particular que dejó huella en la historia de la literatura y fue considerado todo un genio. Todo esto que nos contaban captó nuestra atención. No hay duda de que este es uno de los mejores sitios que visitamos en esta excursión.


El jueves, tras desayunar, nos dirigimos a nuestra primera parada en la plaza mayor de Almagro, punto neurálgico del pueblo que destaca por su forma alargada. El cielo estaba nublado y de vez en cuando caían algunas gotas.

Allí nos encontramos con la guía y bajo un porche para resguardarnos del frío comenzó a explicarnos cómo se formó el pueblo. Nos contó que la forma de la plaza se debía a que en sus inicios era la zona en la que los militares de la orden de Calatrava entrenaban con sus caballos. También tenían lugar corridas de toros, que eran observadas desde las galerías que actualmente se han convertido en lujosas casas.



El color de las galerías era en principio un rojo volcánico conocido como almagre, que más tarde sustituyó Felipe V con el característico azul borbónico. Este, debido a sus componentes químicos acabó derivando en el tono verdoso que pudimos apreciar en nuestra visita.

En la plaza encontramos edificios importantes, como el ayuntamiento, la iglesia de San Agustín o el corral de comedias, así como el Museo Nacional del Teatro, único en España. En la plaza se encuentra además un monumento a Don Diego de Almagro, conquistador al que debemos la expresión “costar un ojo de la cara”, pues realmente perdió un ojo batallando en América.

Tras la explicación, continuamos nuestra visita y nos fuimos al Museo del Teatro.

El día 24 y 25 de abril del 2019 hicimos un viaje por la Mancha visitando lugares como el Viso del Marqués, Villanueva de los infantes, Convento dominico de San Francisco, Bolaños de Calatrava, Plaza Mayor, castillo del prestamista del rey, palacio de nobles, museo del teatro, y el corral de comedias.

Una de las actividades que hicimos el segundo día fue visitar el Museo Nacional del Teatro de Almagro. Este edificio que se sitúa al norte de la plaza mayor de Almagro fue antiguamente los Palacios de los Maestres de Calatrava. Se rehabilitó para ser la sede del museo por Horacio Fernández del Castillo. 


Antes, este museo se inauguró en 1924 en dos salas del teatro real de Madrid, sufriendo varios traslados que lo llevaron finalmente en 1990 a Almagro, su actual sede. El nuevo Museo ocupa una superficie de 2213,68 m2, en tres alturas, distribuidos en salas de exposición en las tres plantas, biblioteca, almacenes en sótano y entreplanta, oficinas en planta superior y torreón y, finalmente, claustro mudéjar para la realización de exposiciones temporales, recitales poéticos teatro escolar y otros actos culturales.

Dentro del Museo del Teatro de Almagro se exhibe el legado de la creación teatral en España recopilando la historia escénica. Hay colecciones de pinturas, esculturas, trajes, maquetas...

La exposición permanente de este museo es un valioso material para el conocimiento de las artes escénicas, de los artistas y creadores del teatro español.

Además de todo también se conserva la primera baraja española de cartas.
Durante el resto del día, pasamos más tiempo en la plaza, curioseando en sus innumerables tiendas, donde pudimos comprar souvenirs y comida, entre otras cosas. Los corrales de comedias eran y son patios adaptados para albergar
representaciones teatrales de forma estable.

Fueron el marco de la Dramaturgia del Siglo de Oro (S. XVI - S.XVII) con autores como Lope de Vega o Calderón de la Barca. Entre sus instalaciones disfrutaba el pueblo junto a reyes y nobles, pero estos estaban distribuidos en diferentes compartimentos.

En España el único teatro conservado que este completo es el de Almagro, el
cual cuenta con un aforo de 300 personas y está construido sobre madera de
color almagre (rojo óxido), que a su vez se apoyan sobre piedra para
protegerlos de la humedad. Éste fue declarado en 1955 monumento nacional,
y actualmente se utiliza principalmente para la representación de obras en el
Festival Internacional de Teatro Clásico junto con otras diversas
representaciones a lo largo del año.



La obra representada en dicha jornada fue Romeo y Julieta, sin duda una de
las más destacadas de la historia de la literatura a nivel mundial. El teatro se
desarrolló en un lugar con una relación acorde tanto de forma temporal como
arquitectónica, lo cual daba lugar a la creación de un entorno acogedor entre
actores y público, y por ello, se convierte en un lugar único a la hora de
contemplar alguna obra teatral. Sin duda, un lugar que revitaliza el teatro
barroco de hace siglos y que hace que volvamos a disfrutar cada obra de la
manera más próxima al pasado.



Hecho por: Ángel Ureña, Ana Martínez, Nayely Ledezma, Enrique Pérez, Helena Guzmán, Daniel Urbano, Sergio Saavedra, Lucía Montejano, Rubén Jurado, Jose María Garrido, Alberth Poma, Jorge Ramírez, Paula Gutiérrez y Noelia Campello.

1 comentario:

Ángel Prieto dijo...

Para sus estanterías:
https://www.amazon.es/dp/1718083378?ref_=pe_3052080_397514860
portada novela.jpg

Muchas gracias por la visita y la adquisición de mi novela.